Envío gratis en compras mayores a $499 a todo México
5 acciones para reducir la contaminación ambiental

5 acciones para reducir la contaminación ambiental

Como sabes, la ciudad de México se encuentra intermitentemente en contingencia ambiental. La ciudad ya no es un un lugar amable y saludable para vivir. ¡Pero nosotros podemos contribuir a transformarla! Los ciudadanos podemos sumar nuestros esfuerzos individuales para lograr un impacto positivo en nuestra ciudad.

Para prevenir caer nuevamente en contingencia ambiental tú puedes reducir la contaminación con algunas de estas acciones:

  1. Conoce la red y servicios de transporte público. Hay disponibles mapas de la red del metro, Metrobús, RTP, tren eléctrico y trolebús con sus horarios, tarifas y servicios, así como diferentes APP de servicios de taxis. Usar zapatos cómodos, llevar cambio, no cargar más que lo indispensable y vestirse adecuadamente al clima hará tu viaje más agradable.
  2. Aprende a ser intermodal. Usar diferentes modos de transporte puede agilizar tus traslados en la ciudad. Hacer un tramo a pie, otro en Ecobici, otro en transporte público y un tramo en automóvil puede hacer tus viajes más rápidos y cómodos. Usar bicis plegables puede ser muy eficiente en la ciudad pues te permite pedalear en donde las distancias y tus necesidades lo permitan y subirla al transporte público en donde te sea necesario. Experimenta con tiempo suficiente para que no te estreses y pierdas horas o días laborables.
  3. Comparte tu auto. Organizarte con colegas del trabajo, otros padres de familia o compañeros de escuela para compartir el auto, puede ahorrarte viajes en auto o tramos de uso del transporte público. Estos viajes compartidos crean oportunidades de convivencia además de ahorrar viajes motorizados.
  4. Camina y anda en bici. Cuando puedas, camina y pedalea. En la Ciudad de México el 60% de todos los viajes son menores a 6 kms. recorrido que puede hacerse en 20 minutos o menos. Además de reducir un viaje motorizado y todos sus inconvenientes (lidiar con el congestionamiento y encontrar estacionamiento) podrás hacer un ejercicio ligero diario que mejorará tu salud y estado de ánimo. En lo posible, elige una ruta arbolada, con poco tráfico que te resulte agradable.
  5. Conoce y respeta el Reglamento de Tránsito. La velocidad moderada, el respeto al peatón y al ciclista, no estacionarse en lugares prohibidos o exclusivos para personas con movilidad limitada, no invadir los pasos peatonales, no estacionarse en doble fila, o abstenerse de violar "tantito" el reglamento ayudan a que el tránsito de todos sea más seguro, ágil y ordenado. Muchos automovilistas no lo respetan con la justificación de que el camión de basura, el repartidor, el microbús o taxi no lo respeta...y con esa justificación se transforman en parte del problema y no de la solución. Acusarse unos a otros no le ayuda a nadie. Seamos el cambio que la ciudad y cada uno de nosotros necesita.

Ya sea que te muevas en auto, transporte público o a pie, tu actitud de respeto y consideración a los demás pueda hacer la ciudad mejor para todos, empezando por tí mismo. Lo cortés no quita lo chilango. Hablar en voz baja, ceder el paso o el asiento, ayudar a una persona de edad o con movilidad limitada, ayudar a una madre con carreola, descender del transporte por la puerta trasera, dar las gracias a quien es amable con nosotros, sonreír,son acciones que hacen mejor nuestra experiencia de la ciudad. No nos cuestan nada y sí hacen una gran diferencia para todos.


0 comentarios

Dejar un comentario