Envío gratis en compras mayores a $499 a todo México
Menta Piperita, aromática, medicinal y condimento

Be Healthy -

Menta Piperita, aromática, medicinal y condimento

La popular menta es una hibridación entre la menta acuática (Menta aquatica) y la menta romana (Menta viridis).

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual, rústica, de tallos cuadrados y rojizos. Florece de julio a septiembre, sus flores son de color lila o rosa. Suele ser estéril y generalmente no produce semillas. Requiere mucha humedad y mucha luz, resiste bien el frío (heladas de hasta – 15 ºC) pero no el viento. Suelos profundos, fértiles y muy frescos, bien drenados; no le favorece el encharcamiento ni los suelos arcillosos. Cultivo en lugares soleados pero con ligera sombra. Se extiende con facilidad. Es recomendable podar regularmente los tallos para dar más vigor a la planta.

 

MULTIPLICACIÓN:

División de pies en primavera (febrero-marzo) y verano, proporcionándole humedad en la tierra. Hay que intentar cortar ramas con algunas raíces y despuntarlas antes de plantarlas para reducir la evapotranspiración a través de las hojas. También por esquejes de tallo tierno a finales invierno o principio primavera según las regiones. Por estolones en septiembre o marzo-abril. La reproducción por semillas, en caso de que sea posible, produce plantas de calidad inferior.

 

RECOLECCIÓN:

La recogida de las hojas frescas se efectúa según necesidades de consumo, siendo las hojas jóvenes las más apreciadas gastronómicamente. La recolección de hojas y tallos se realiza por la mañana y justo antes de la floración y para secar las hojas se cuelgan los tallos en ramos en lugar fresco y aireado. Los tallos recién recogidos se usan para obtener esencia de menta por destilación al vapor. Las hojas secas (enteras o desmenuzadas) se conservan en recipiente hermético; también pueden congelarse o macerarse en aceite o vinagre. 

PARTES ÚTILES: Hojas y planta entera.

USOS CULINARIOS:

Se utiliza mucho en cocina inglesa y en platos del Norte de Africa y Oriente Medio. Las hojas frescas se usan crudas en refrescantes ensaladas y aromatizan platos de caza, carne, legumbres, salchichas, verduras, mariscos, salsas, sopas y ensaladas de frutas. Forma parte de la salsa a la menta inglesa que acompaña a la pierna de cordero asada o en platos como el taboulé (ensalada fría de cous-cous). También realza el sabor del té o de ciertas bebidas como el mojito. Combina mal con el tomillo y el orégano.

 

PROPIEDADES MEDICINALES:

Tiene propiedades antiespasmódicas, colagogas, coleréticas, estomáquicas, carminativas, eupépticas, antifúngicas y antivirales.

Hojas en infusión digestiva y estimulante (especialmente eficaz si se mezcla con hojas de hierba luisa), calman jaquecas y dolor de cabeza asociadas a trastornos digestivos.

El aceite esencial se usa para fricciones estimulantes, dolores reumáticos y neurálgicos, problemas respiratorios y asmáticos e irritaciones cutáneas. En aplicación externa calma los dolores dentales producidos por caries. En inhalaciones junto a eucalipto para resfriados y problemas de laringe.

Las inflorescencias terminales secas se prescriben para la inapetencia, también se usan en infusión.

 

CURIOSIDADES:

En el Nuevo Testamento se cita que los fariseos pagaban sus impuestos en cuotas de menta, comino y anís, lo que prueba la alta estima que se tenía de ellas. De la menta se valoraban sus propiedades medicinales; se usaba también en baños y como ambientador y purificador del aire. Los griegos seleccionaban la menta para perfumarse los brazos.

El aceite esencial de menta forma parte de algunos preparados estimulantes de las defensas vegetales. Se dice también que los ratones odian el olor de la menta y que si se mezcla con el grano, éstos permanecen alejados.

Las hojas secas (enteras o desmenuzadas) se conservan en recipiente hermético; también pueden congelarse o macerarse en aceite o vinagre.

 

GLOSARIO

ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.

ANTIFÚNGICO: Previene infecciones producidas por hongos.

ANTIVIRAL: Combate los virus.

CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.

COLAGOGO: Favorece la expulsión de bilis retenida en la vesícula biliar.

COLERÉTICO: Activa la producción de bilis.

DIGESTIVO: Facilita la digestión.

ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.

ESTOMACAL: Facilita la digestión.

EUPÉPTICO: Favorece la digestión.

Artículo original aquí

 


0 comentarios

Dejar un comentario